Un labrador adopta a 9 crías de pato en un vídeo que te llenará de ternura

El perro conocido como «Fred» ha decidido hacerse responsable de nueve pequeños patos que habían sido abandonados. ¡A veces, incluso, se baña con ellos en el lago!

Todos sabemos que los perros son unos de los animales más sociables del planeta. Debido a que se han desarrollado para vivir codo con codo con los humanos, estos adorables seres de cuatro patas no dudan en trabar amistad con todo el mundo, sin importar cuáles sean sus características.

Sin embargo, algunos perros llevan esta capacidad de socializar al siguiente nivel. Es el caso, por ejemplo, de los labradores, que se cuentan entre los animales más preparados para compartir su vida con otras especies. Y precisamente el protagonista de este vídeo es una muestra perfecta de ello.

En la cinta, podemos observar a Fred, un labrador inglés que vive en Stansted (Essex), que ha adoptado a 9 crías de pato que fueron rescatadas por los habitantes de la zona. Las aves habían sido abandonadas por su madre cerca del Castillo de Mountfitchet, donde los trabajadores las encontraron.

Debido a que las crías eran demasiado pequeñas como para sobrevivir por sí mismas, sus nuevos cuidadores las adoptaron para tratar de cuidarlas. Pero lo que no se esperaban era que Fred, el labrador de 10 años de edad, también decidiera colaborar en la protección de los jóvenes patos.

Desde entonces, se puede ver a este animal paseando por los terrenos del castillo con las crías montadas en su espalda. Incluso, en palabras de Jeremy Goldsmith, el dueño de Fred, en ocasiones el perro se baña con sus nuevas crías en el lago que se encuentra dentro del recinto.

Sin embargo, a pesar de que los labradores suelen ser muy sociables por naturaleza, no todos se habrían adaptado tan bien al papel de cuidador de unas aves. ¿El secreto? Fred ha sido criado en un entorno lleno de animales refugiados, por lo que está acostumbrado a convivir con otras especies.

El castillo reconstruido donde el perro ha vivido toda su vida también ha albergado a otros animales perdidos en ocasiones anteriores. Los dueños del centro turístico son conocidos en la zona por su preocupación por preservar la vida de todos aquellos seres que necesiten ser rescatados.

De momento, las crías de pato se han adaptado perfectamente a los cuidados de Fred, y siguen al labrador por todas partes. Los cuidadores de éste bromean diciendo que «el perro se ha resignado a cumplir el papel de padre responsable». Los pequeños, incluso, duermen dentro de su cesta con él.

Aunque pueda parecer curioso a primera vista que animales de especies tan distintas congenien, en realidad no tiene nada de sorprendente. Los patos, por instinto, «adoptan» como padre o madre a cualquier criatura que cuide de ellos, sin importar el tipo de animal que sea.

De momento, los cuidadores del Castillo de Mountfitchet esperan que Fred siga cumpliendo su papel como guardián de las pequeñas crías durante unas semanas más. A partir de este momento, cuando los patos ya sean lo suficientemente mayores para cuidarse por sí mismos, la situación probablemente cambiará.

Lo normal es que estos animales quieran abandonar el recinto del castillo para ir a relacionarse con otros de su especie; sin embargo, es posible que su estrecha relación con el labrador los haga quedarse con él durante mucho más tiempo

Fuente:bioguia.doers.video

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies