Un estudio ha demostrado que los maridos estresan más a sus esposas que los hijos

Una de cada cinco madres informaron de que no tener suficiente ayuda del marido es la mayor fuente de estrés diario.

Un estudio llevado a cabo por ‘Today Moms’ en EE.UU., demostró que las mujeres en un matrimonio, suelen tener más estrés por su marido, que por sus hijos.

Las mujeres casadas experimentan más estrés que las solteras. Tienen una carga enorme: trabajo, maternidad y matrimonio. Y las esposas estresadas tienen más posibilidades de sufrir dolores de cabeza, fatiga y enojo. La paternidad también es muy abrumadora, pero sorprendentemente, los esposos hacen una mayor contribución al estrés en la familia y, en particular, a sus parejas, que los hijos.

Más del 46% de las más de 7.000 mujeres a las que se les preguntó aseguró que sus maridos les producen mucho más estrés que sus hijos.

Las madres consultadas dicen que “los niños no les provoca dolores de cabeza” en cambio sus maridos “cuando se comportan como niños” les “incómoda mucho”.

Un marido que actúa como un niño más

Si bien ellos tardan mucho más tiempo que la mujer en madurar, hay hombres con más de 40 años que siguen actuando como niños.

Esto suele ser un causal de estrés para la mujer, pues además que tiene que lidiar con muchos de sus caprichos, también con el hecho de que los hijos lo vean como un amigo más y no como una figura paternal.

Muy a menudo, los papás se divierten con sus hijos. Como consecuencia, son percibidos como amigos, compañeros de vacaciones y cómplices en las ideas divertidas que lo permiten todo. Las madres están más preocupadas por las cuestiones relacionadas con la educación, la disciplina, la salud y el desarrollo educativo de un niño

Falta de tiempo libre

En términos más generales, la mayor parte señalaron que la falta de tiempo para cumplir con todas sus obligaciones domésticas era lo que más sentimiento de agobio les generaba.

En algunos matrimonios, aunque cada vez en menos proporción, las responsabilidades domésticas recaen sobre la mujer.

Los hijos, el esposo, la familia y el trabajo, hacen que la mujer llegue a frustrase y a sentir que no está siendo apoyada por su pareja.

Solución:

A fin de evitar que una esposa se estrese debido a la falta de tiempo y se sienta culpable por ello, un esposo puede compartir con ella no solo las tareas domésticas y el cuidado de los niños, sino también la responsabilidad de la familia en general. Cuando los cónyuges discuten problemas, toman decisiones juntos y son responsables de ellas, esto hace que se unan y puedan resolver muchos más problemas.

Fuente: https://www.estrending.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.