Psicólogas comprueban que las mujeres con novios feos comen más comida basura

Su estudio prueba que no todas curan sus penas con alcohol, hay muchas que le entran duro a las papitas con “catsun”.

No, no se trata del confort después de un tiempo de relación y que prefieras quedarte a ver Netflix y cucharear que salir de fiesta. No son esos kilitos que se suman a la báscula del amor sedentario. Tampoco se trata de culpar a la pareja de los malos hábitos. Es «ciencia».

Quizá la ciencia tenga buenas noticias para quienes comen una enorme pizza enfrente de sus amados como si no fuera la gran cosa. Según un nuevo estudio de la Universidad Estatal de Florida, si eres una mujer que por lo regular ingiere comida chatarra con su amorcito, quizá seas la más atractiva de los dos.

Los investigadores se centraron en 223 parejas cuyo matrimonio fuera menor a cuatro meses y calificaron su atractivo en una escala del 1 al 10. Cada miembro de una pareja respondió a un cuestionario relacionado con la dieta y el ejercicio que se comparó con esa escala.

Los resultados fueron que las mujeres que tenían maridos o novios muy guapos eran más propensas a comer saludablemente o con moderación y hacer ejercicio regularmente, mientras que las mujeres que tenían parejas menos atractivas se dieron el lujo de comer lo que les diera la gana y no se mostraron motivadas a perder peso o mantener su atractivo.

Aunque el estudio ha sido cuestionado por su falta de rigor en aspectos sexistas, Andrea Meltzer y Tania Reynolds, doctorantes de psicología y autoras del estudio, publicaron un comunicado donde explican que la imagen corporal es una gran influencia en elecciones y comportamientos como la dieta.

Y añadieron que la investigación presentada sólo comprueba que el factor de la pareja amorosa atractiva es factor determinante en los hábitos alimenticios y en la búsqueda de un cuerpo delgado. Aunque admiten que las motivaciones contrastan de forma marcada entre hombres y mujeres.

El estudio es limitado, pero dicen, ofrece ideas interesantes sobre las relaciones heterosexuales y las presiones sociales que caen sobre la mujeres que temen no alcanzar las expectativas de su pareja. Además da datos que pueden predecir el riesgo de desarrollar conductas obsesivas o desórdenes alimenticios graves.

No es la primera vez que la ciencia descubre, supuestamente, comportamientos relacionados entre el consumo de comida y la vida en pareja. Estudios previos señalan que emborracharse juntos es el secreto de una relación larga y, aún más controvertido, que las mujeres evitan comer papas fritas frente a los hombres.

Y hay otro factor: también se encontró que los matrimonios son más exitosos y satisfactorios cuando las mujeres son más atractivas que sus maridos. Para esta prueba se examinaron a 113 parejas de recién casados. A estos también se les hizo llenar un cuestionario y se les calificó el atractivo físico. Las mujeres valoraron más la inteligencia, solidaridad y amabilidad de su pareja que su atractivo físico.

Fuente: news.culturacolectiva.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies