Primer radar que controla cuánto contamina tu coche… y multa

Un proyecto europeo estrena en España el primer radar capaz de detectar y medir en tiempo real la contaminación de tu coche. Si las emisiones son anormales, informará y multará.

Primero fueron las limitaciones de velocidad y de aparcamiento, luego las restricciones de circulación en protocolos de alta contaminación en las ciudades… y lo próximo en este 2018 será detectar y multar directamente si la contaminación de tu coche es excesiva. La política de control anti emisiones tiene así pues una nueva y eficaz herramienta de control, que precisamente veremos estrenar en España fruto de un proyecto europeo. Y en concreto arrancará en Madrid.

El proyecto se llama LIFE GySTRA y, gracias a la solución técnica propuesta por CARTIF, un centro tecnológico de Valladolid, permite ya automatizar el proceso para, en tiempo real, ser capaz de medir y detectar el nivel de contaminación de un coche en circulación. De momento se anuncian para este 2018 dos dispositivos para la ciudad de Madrid (la austríaca de Graz también participa en este pionero programa), aunque nada se sabe a esta hora de su posible ubicación. Pero… ¿cómo funciona este radar anti contaminación? ¿Multará directamente?

Así funciona este radar anti contaminación

El dispositivo de control anti contaminación emplea un sistema de teledetección RSD+, capaz de analizar la concentración de gases contaminantes. Esta especie de radares basa su funcionamiento en técnicas ópticas, usando rayos infrarrojos y ultravioleta de baja intensidad para medir las emisiones reales de los vehículos a cierta distancia de sus escapes.

En concreto, estos nuevos radares serán capaces de detectar la emisión de monóxido de carbono (CO), óxidos y dióxidos de nitrógeno (NO y NO2), además de dióxido de carbono (CO2). Sus responsables aseguran que su medición es muy fiable y nace con el objetivo, sobre todo, de detectar anomalías muy graves y claras deficiencias en las emisiones. Es por tanto de suponer que los coches principalmente castigados serían aquellos que circulen con alguna avería que no haya detectado su propietario, y aquellos en los que sus dueños hayan cometido algún tipo de fraude, como anular voluntariamente los filtros de partículas o válvulas EGR.

La información, adelantada por el periódico El Español, asegura también que la intención de implantar estos nuevos radares no es recaudatoria, sino contribuir a la limpieza de las ciudades y a retirar del mercado aquellos coches más contaminantes. Así, al parecer, tras la detección se informará al propietario del estado de su coche para que proceda a la reparación. Si esto no se efectúa, entonces sí habría proceso sancionador para multar directamente.

Con estos nuevos radares se estima que hasta 700.000 coches sean monitorizados cada año en Madrid. Y CARTIF asegura que, sólo con que la mitad de los vehículos detectados consigan repararse sin sanción, las emisiones de C02 se reducirían hasta 16 millones de toneladas al año. En función a sus resultados, esta medida se implantará en más ciudades europeas.

Fuente: www.autopista.es

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.