Otro temor para los padres: cómo distinguir si mi hijo tiene coronavirus, gripe o resfriado

La gripe, los resfriados y coronavirus, se pueden distinguir

Es otro de los grandes temores de los padres a la hora de llevar a sus hijos a los colegios. Ser capaces de distinguir entre los resfriados y gripes, ahora más comunes, frente al más leves y, en general, solo respiratorios: mocos, congestión nasal, tos y dolor de garganta, pero no siempre todos al mismo tiempo. Los síndromes respiratorios alérgicos como la rinitis alérgica estacional, comunes en períodos como el otoño y la primavera, pueden causar secreción y congestión nasal, comunes también en resfriados, gripe y covid-19. Pero generalmente estos síndromes se caracterizan por los estornudos y es poco probable que causen tos o fiebre
Publicidad

La OMS publicó en este sentido una tabla de síntomas en los señalaba algunas de las diferencias. Por ejemplo.

Fiebre

No es común en los resfriados pero sí en el coronavirus y en la gripe

Fatiga

Es más frecuente en los procesos gripales que en el coronavirus o en los resfriados aunque en estos a veces también se da. Sobretodo a larga plazo, cuando esta es repentina suele ser más probable que hablemos de gripe.

Tos

Suele ser suave en los resfriados pero seca en el coronavirus y gripe. En el caso del coronavirus llega a ser tan frecuente que impide mantener una conversación con normalidad.

Estornudos

Es una de las claves más evidentes para distinguir las distintas patologías. No se producen ni en la gripe ni en el coronavirus y sí en los resfriados.

Dolor muscular

A veces se da con el coronavirus pero es más frecuente que sea un síntoma de la gripe o de un resfriado.

Mocos o congestión

Si el pequeño tiene mocos los padres pueden respirar más tranquilos porque lo normal es que estemos ante un resfriado o tal vez, aunque es menos probable ante una gripe.

Dolor de garganta

Es más frecuente en los resfriados aunque se puede dar de forma leve en gripes o coronavirus.

Diarrea

Es más frecuente en procesos de gripe.

Dolor de cabeza

También es un síntoma claro de gripe.

Dificultad para respirar

Es uno de los síntomas del coronavirus que no deberían darse en gripes o resfriados.

Tanto la gripe y sus tipos, como el resfriado y el nuevo coronavirus son afecciones virales que afectan al sistema respiratorio. Estos virus se propagan principalmente a través de gotitas que el infectado esparce al toser, estornudar o hablar. También se pueden infectar al tocar superficies u objetos infectados y después tocarse los ojos, la nariz o la boca. Los síntomas más leves del coronavirus pueden confundirse con un simple resfriado o una gripe: fiebre, pérdida de olfato, dolor de cabeza… si no sabemos identificarlos bien podemos realizar un diagnóstico erróneo.

Tanto la gripe, como el resfriado y el coronavirus causante de la COVID-19 son virus contagiosos, pero este último tiene una probabilidad de transmisión más alta (se contagian de 2 a 3 personas por cada persona infectada en comparación a 1,3 personas por gripe común) . Además, se puede propagar el virus durante el periodo de incubación, cuando todavía no se presentan síntomas o son muy leves.

Entre las principales diferencias se encuentra la del sentido del olfato. Aunque con el coronavirus se puede perder este sentido, al igual que el del gusto, en los casos en los que no se tiene la covid-19, sino un resfriado, la tendencia es más a tener la nariz taponada o goteando. Al contrario, las personas con coronavirus suelen poder respirar por la nariz de manera correcta. Además, la pérdida de olor es mucho más intensa en pacientes con la covid-19, que suelen ser también incapaces de detectar los sabores amargos o dulces.

Las personas con resfriado común suelen presentar congestión y secreción nasal, dolor de garganta, tos y estornudos. No es habitual que se presenten cuadros febriles, en comparación a la gripe y el coronavirus. La gripe también es una infección vírica con síntomas como fiebre, dolor general, fatiga, tos o escalofríos. A diferencia de un resfriado común, los síntomas de la gripe aparecen de golpe, vienen acompañados por fiebre y dolores de cabeza. Además, suele durar entre 7 y 14 días.

La congestión, un síntoma frecuente en el resfriado y en ocasiones en la gripe y la COVID-19, también es común en las alergias. Sin embargo, las alergias nunca vienen acompañadas por fiebre, ni dolor general.

Fuente: https://www.telecinco.es/informativos/salud/guia-padres-distinguir-resfriados-gripes-coronavirus_18_3004845212.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies