Lee esto para que sepas qué es importante para tus riñones.:

Tus riñones remueven los desechos y líquidos de tu cuerpo para hacer orina. Algunas veces cuando tienes demasiado de algún desecho y no suficiente líquidos en tu sangre, estos deshechos pueden acumularse y aglutinan en tus riñones. Estos bodoques de deshechos son llamadas piedras en los riñones o también conocidos como cálculos renales.

Un 10% de la población lo ha sufrido alguna vez. Si no ha sido (de momento) tu caso, seguro que habrás oído lo dolorosa que resulta esta experiencia para los afectados, y es por eso, entre otros motivos, que conviene hacer lo posible por prevenirlo.

A continuación veremos todo lo que hay que saber sobre las piedras en el riñón, desde formas de combatirlas y prevenirlas hasta sus causas y síntomas.
Así evitas los cálculos renales

Llevar un estilo de vida sano es la mejor receta para evitar que tus riñones envejezcan antes de tiempo y tengan la capacidad de evitar lo máximo posible la aparición de esta clase de complicaciones.

Beber dos litros de agua al día ayuda a prevenir la formación de piedras en los riñones. Esto hará que el trabajo de estos órganos «no se acumule» y que puedan ser capaces de ir depurando las sustancias sobrantes de tu cuerpo poco a poco, de manera constante.

La Dieta Mediterránea te será de gran ayuda ya que, si la sigues bien, disminuirás el consumo de grasas saturadas en favor de las «grasas» buenas.
El ejercicio físico ligero realizado durante 30 minutos al día, a poder ser en entornos con aire limpio.

Los síntomas de un cálculo

La presencia de piedras en el riñón solo puede ser diagnosticada por el médico, pero hay señales que te ayudarán a intuir si lo que experimentas es un cólico renal.

En este sentido el principal síntoma de la piedra en el riñón es la sangre en la orina, la cual revela que algo no va bien en el sistema urinario. Otros síntomas son los siguientes:

  • Aparición de náuseas y vómitos.
  • Escozor al orinar.
  • Dolor en la espalda o el abdomen.
  • Fiebre.

Hay quien dice que lo que se siente al notar las piedras bajando por el tracto urinario es equiparable a un dolor de un parto. Si lo has sufrido sabes perfectamente lo doloroso que es, y si no te ha ocurrido, te va a ir bien conocer algunas medidas que puedes tomar en caso de que súbitamente padezcas esta molestia.

 

Fuente: www.sabervivirtv.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies