La abuela materna es la figura del amor más puro que existe

La abuela materna es la figura del amor más puro que existe, sin el contraste de autoridad con el que debemos actuar a veces las mamás.

Son cómplices una y otra vez de las aventuras y travesuras que lideran los pequeños y no saben muy bien cómo decirles “no”.

Aman pasar una noche en casa bañándolos, contándoles cuentos, dándoles la leche y poniéndolos a dormir.


Disfrutan como nadie un paseo por el parque mientras empujan la carriola y comparten un dulce o un helado lleno de babas.

Son también las encargadas de llenarlos de besos y abrazos, enseñarles a cantar a todo pulmón y a bailar sin pena alguna.

Les demuestran que no debe afectarles lo que los demás piensen de ellos y que lo más importante es que sean felices.

Lo que las mamás consideramos rutinario, para las abuelas es un regalo maravilloso que les concede la vida día con día.

Gracias mamá por ser la mejor abuela del mundo. Mis hijos son muy afortunados de tenerte.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies