Familiares tóxicos deben salir de tu vida, sin remordimientos

Las familias tóxicas pueden generar psicopatologías y otros problemas a alguno de sus integrantes.

Siempre se habla de las relaciones toxicas sentimentales o con amigos, olvidando que existe algo peor, los familiares tóxicos de quienes también es mejor alejarse.

Una de las instituciones sociales más importantes son las familias, ya que constituyen el núcleo fundamental de socialización y enculturación de los individuos, especialmente en los primeros años de vida.

Esto hace que los psicólogos, se encarguen de velar por el bienestar emocional y psicológico de las personas, prestandole mucha atención a las distintas relaciones interpersonales que se desarrollan en el seno de las familias.

La sociedad nos enseña que los lazos familiares deben mantenerse para siempre, sobre todo cuando se trata de mamá, papá o hermanos, en estos casos es casi una obligación amarlos, respetarlos y dejarlos para siempre en tu vida. Sin embargo, esto no tiene porque ser así, ya que estos sentimientos se ganan.

La familia no solo es importante para educar a los niños y fomentar su aprendizaje, sino que también genera una serie de hábitos y dinámicas que son de gran interés por su influencia en los trastornos mentales que pueden generar en alguno de sus miembros. De hecho, la psicología observa y estudia con atención las formas de organizarse en sociedad, y la familia, claro está, es uno de los elementos más importantes.

La familia nos viene impuesta, no podemos elegirla y esto requiere que, aunque no nos guste, nos tengamos que adaptar a ella si queremos permanecer en el grupo familiar. Suele ocurrir que nos veamos sometidos a ciertas normas dentro del núcleo familiar y que eso nos ahogue.

Amores que matan

Muchos padres y madres usan una máxima recurrente que repiten a sus hijos siempre: “nadie te va a querer como te queremos nosotros”. Esta frase, aunque puede tener gran parte de razón, frecuentemente hace que muchas personas que se han sentido poco queridas en su entorno familiar asuman que, de alguna manera, no tienen ningún derecho a sentirse mal, puesto que todo lo que hizo su familia fue “por su bien”. Esto, en casos extremos, puede llevar a que no se denuncien situaciones de abuso o malos tratos.
No permitas que se queden en tu vida relaciones tóxicas

Esto genera que nos sintamos esclavos, que estemos a disgusto y que nos sintamos atrapados y sin salida. Además, ocurre que, cuanto más relevante sea el puesto o la posición que ocupan los familiares tóxicos, más difícil sea salir de allí o hacer valer nuestros derechos.

Que nadie destruya tu equilibrio mental

Pero si alguien de tu familia, te hace daño, rompe tu equilibrio mental y hasta llega a ser violento de manera física o emocional, lo mejor es alejarse sin ningún problema. Recuerda que los títulos familiares y los lazos sanguíneos no pueden borrar las heridas en los corazones de las personas.

Además no todas las familias, son lo que deberían ser, mucho menos la imagen que nos venden, existen personas toxicas incluso dentro del plano familiar, que definitivamente podrían hacerte daño. No hemos venido al mundo a sufrir, mucho menos por otras personas, aunque lleven nuestra sangre.

Dejemos que estén cerca nuestro, quien queramos que esté, quien lo merezca, no alguien que nunca estuvo por ser tu tipo de sangre.

Fuente: psicologiaymente.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies