Esos dolores que te dan en las manos o en los pies tal vez no sea Artritis sino TENOSINOVITIS

La tenosinovitis puede que te parezca una enfermedad algo extraña. De hecho, es probable que no hayas escuchado este nombre anteriormente. Sin embargo, es muy probable que muchos de nuestros lectores lo padezcan.

La tenosinovitis puede que te parezca una enfermedad algo extraña. De hecho, es probable que no hayas escuchado este nombre anteriormente. Sin embargo, es muy probable que muchos de nuestros lectores lo padezcan.

La razón por la que muchos no conocen esta enfermedad, es porque la suelen confundir con la artritis. La tenosinovitis consiste en la inflamación del revestimiento de la vaina que rodea el tendón. En palabras llanas, la misma te provoca un fuerte dolor en las manos y los pies.

Una manera sencilla de identificar esta enfermedad, es por la aparición de protuberancias. Estas suelen aparecer en la zona de la muñeca y suelen enrojecer el área. Lo extraño del caso es que aparecerán sin haberte dado un golpe, pero te dolerán mucho.

Hay casos extremos en lo que el dolor es tan insoportable que te inmoviliza las manos y los pies. Para combatirlo, es indispensable descubrirlo a tiempo. Por eso, si notas un bulto extraño en la zona de las manos, no dudes en consultar a un especialista. Este podrá decirte si se trata de tenosinovitis y lo que debes hacer para enfrentarte a este problema.

Hay casos extremos en lo que el dolor es tan insoportable que te inmoviliza las manos y los pies. Para combatirlo, es indispensable descubrirlo a tiempo.

Detalles sobre la tenosinovitis

Para poder entender mejor esta enfermedad, debemos imaginarnos un tendón. Recuerda que el tendón se encarga de unir los músculos con los huesos y permite el movimiento de las manos. Este tendón posee una especie de capa llamada membrana sinovial. La misma se encarga de proteger y aislar los tendones. Pues bien, es justo en esta capa donde comienza el problema con la tenosinovitis.

La tenosinovitis afecta directamente los músculos flexores. En otras palabras, la misma afecta el movimiento de las manos o los pies, según sea el caso. A medida que pase el tiempo, el dolor se irá intensificando al grado de robarnos la movilidad. Entonces, la zona de las manos y los pies puede comenzar a inflamarse y a entumecerse. En el peor de los casos, puede que hasta fiebre le dé al paciente.

Generalmente, esta enfermedad ataca a las mujeres. No obstante, últimamente también los hombres la están presentando frecuentemente. Quienes mas la sufren son quienes practica deportes, o tienen trabajos manuales. Entre estos trabajos podemos mencionar el trabajo de sastres, cortadores de carnes, dentistas y programadores.

Una manera sencilla de identificar esta enfermedad, es por la aparición de protuberancias. Estas suelen aparecer en la zona de la muñeca y suelen enrojecer el área. Lo extraño del caso es que aparecerán sin haberte dado un golpe, pero te dolerán mucho.

– Dolor en las muñecas, tobillos, la planta del pie o el talón.

– Enrojecimiento del área donde antes nos dolía, aun estando en reposo.

– Los dedos de las manos y los pies crujen con solo moverlos.

– Aparición de protuberancias en los dedos de las manos y pies debido a una infección.

– Dificultad para manipular los objetos, caminar o realizar cualquier actividad cotidiana.
Causas de la tenosinovitis

Una de las causas de esta enfermedad son los movimientos repetitivos en las manos y los pies. Puesto que dichos movimientos ejercen fricción, van creando un desgaste. Con el tiempo, los tendones y huesos sufren lesiones a causa de dichos desgastes. Algo que también lo provoca es la mala postura que adaptamos constantemente.

A la tenosinovitis también se la suele asociar con la Quervain, que es una dolencia inflamatoria de los tendones. Normalmente, con la ultima enfermedad se ven afectados los dedos pulgares de las manos. Esta puede aparecer por el movimiento repetitivo, un golpe o alguna lesión que cicatrizó, pero a la larga impedirá que el tendón funciones de manera adecuada.

A la tenosinovitis también se la suele asociar con la Quervain, que es una dolencia inflamatoria de los tendones. Normalmente, con la ultima enfermedad se ven afectados los dedos pulgares de las manos.

La tenosinovitis tiene tratamiento. Uno de ellos consiste en tomar antinflamatorios. También podemos acompañar la medicación con ejercicios de rehabilitación. Algunos de estos ejercicios son terapias de frio-calor, baños tibios con agua de romero, infusión de jengibre o simplemente asistir a un terapeuta.

Aunque haya tratado la tenosinovitis con anterioridad, debe saber que la misma puede reaparecer. Por ello, si la has sufrido, debes evitar el estrés y la presión de los tendones. Si sigues estas recomendaciones, podrás hacer frente a esta enfermedad. Si conoces a alguien con este problema, comparte esta información en tus redes sociales.

 

Fuente: www.rinconsaludable.net

Compartir

Compartir en FacebookFACEBOOK Compartir por whatsappWHATSAPP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *