Encuentran los restos del arca de Noé en un glaciar, lo que hallaron dentro significa mucho para la humanidad…

La Biblia es el libro en el que se basan las enseñanzas del cristianismo. Se compone de dos apartados principales, el Antiguo y el Nuevo Testamento, ambos muy recomendables para su lectura, seas o no creyente. Los ateos afirman muy a menudo que la Biblia está bastante bien si la consideramos una novela, pero lo que contiene en su interior para nada es creíble. No obstante, los cristianos tienen a las sagradas escrituras en un altar, y actúan en la vida de acuerdo a estas enseñanzas. En la Biblia se narran cosas sorprendentes; en el Antiguo Testamento podemos aprender cómo se formó el universo y la vida humana, aparte de las relaciones entre los primeros seres, Adán y Eva. También se relata con gran detalle historias como las de Moisés, el Rey David, Abraham y Jonás. Pero si hay una historia realmente sorprendente es la de Noé y su arca. Todo el mundo la conoce, y ahora parece ser que se acaba de desvelar su paradero… En la Biblia se ha comentado que hubo una época en la cual los hombres vivían al margen de la ley y cometían actos malvados, completamente alejados de la vida pacífica y buena. Debido a eso, Dios pensó en castigarlos seriamente. ¿Qué se le ocurrió a nuestro señor? Nada menos que enviar a la Tierra el diluvio universal, es decir, lluvias torrenciales durante muchos días seguidos. Gracias a ese diluvio, la Tierra se limpiaría de malas personas. Noé, un apacible pastor, vivía muy agusto con su familia. Sin embargo, un día, Dios le previno de lo que iba a suceder a continuación, por lo que instó a Noé a construir un arca gigantesca para resguardarse. Le permitió también alojar en el arca a su familia, pero lo más curioso fue que le pidiera introducir una pareja de cada especie animal dentro del arca; esto fue debido a que Nuestro Señor no quería que ninguna especie animal se extinguiese. ¿Pero por dónde surcaba el arca? Y mejor aún, ¿dónde quedó encallada? Un grupo de científicos cree haber hallado el Arca de Noé en el monte Ararat, situado en Turquía, por lo que ha pedido que el Gobierno del país ayude a establecer un monumento nacional para atraer a peregrinos; esto hará un buen negocio en la región. “Mediante unas imágenes captadas por satélites militares y la Agencia Central de Inteligencia, se ha localizado el Arca de Noé en las laderas del monte Ararat”, afirmó en una conferencia de prensa Daniel McGivern, presidente de Shamrock Corporation. En realidad, lo que se ha detectado es una pieza rectangular hecha de madera. Sus dimensiones son de unos 7,5 metros de ancho por 37,5 metros de longitud, en una zona de 7 metros de profundidad ubicada en un glaciar de más de 90 metros de espesor. El macizo del Ararat contiene la montaña más alta de Turquía, el monte que lleva su nombre. ¿Pero qué hay de verdad en esto? Aquí tienes lo que se encontró realmente… Una charla fue dada por Daniel McGivern junto con su fotógrafo Pedro Venegas, quienes dedicaron la mayor parte de la conferencia de prensa a una serie de teorías, las que confirman una inundación catastrófica que cubrió el planeta hace unos 5.000 años. “La no creencia en el Arca va contra el Corán, contra la Biblia y contra la Torá”, señaló McGivern refiriéndose a los libros sagrados de musulmanes, cristianos y judíos. “Este hallazgo es una señal de que todo fue real”. “El análisis espectrográfico que hemos realizado ha identificado el material de esta estructura como madera, en una montaña volcánica totalmente desprovista de vegetación”, señaló McGivern. “¿Qué otra cosa podría ser sino una parte del arca, que según la Biblia medía entre 120 y 165 metros, y que llegó allí como resultado del diluvio que mencionan las tradiciones de culturas en todo el planeta?”, se preguntó. Si es realmente el Arca podríamos entender muchas cosas, ¿qué se ha encontrado dentro? “El análisis espectrográfico que hemos realizado ha identificado el material de esta estructura como madera, en una montaña volcánica totalmente desprovista de vegetación”, señaló McGivern. “¿Qué otra cosa podría ser sino una parte del arca, que según la Biblia medía entre 120 y 165 metros, y que llegó allí como resultado del diluvio que mencionan las tradiciones de culturas en todo el planeta?”, se preguntó. Si es realmente el Arca podríamos entender muchas cosas, ¿qué se ha encontrado dentro? Pero el mismo McGivern, dijo que, aunque se pudiese recuperar un pedazo de la madera supuestamente incrustada en el glaciar del Ararat, el método del carbono 14 no serviría para indicar su antigüedad. Por último, al final de su conferencia de prensa, McGivern anunció que Trinity Corporation producirá dos películas sobre el Arca de Noé. Parece ser que el misterio se ha resuelto, pero hay otros más que aún quedan por descubrir… Fuente: www.paraloscuriosos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.