El Papa besa a la niña en la cabeza: a los 2 meses los padres entienden el aterrador resultado de eso

Hay momentos en la vida que recordamos con mucha intensidad, no importa cuanto tiempo haya pasado. Por ejemplo, puedo recordar muy bien ir a visitar a mi hermano en el hospital cuando acababa de nacer. También me acuerdo muy bien cuando fui sometida a una operación cuando tenía 6 años, esto fue hace unos 30 años.

 

Mientras que dudo en que me vaya a olvidar de estas dos cosas, palidecen cuando las comparo con la historia de la familia Masciantonio cuando su hija Gianna se encontró con el papa Francisco en Philadelphia.

La familia recibió una llamada de un amigo, Donny Asper, que trabaja para FBI. Él estaba trabajando con la seguridad del Papa y les dijo que se apuraran al centro por si querían tener una posibilidad de conocer al Papa. La familia de inmediato siguió las instrucciones.

Donny quería que sus amigos Joey y Kirsten, que tienen la hija Gianna, conocieran el Papa. Los dos padres son católicos y Gianna había sido diagnosticada con una rara enfermedad de sangre y tenía un tumor.

Los padres rezaban para que la hija recibiera la bendición del Papa Francisco en su visita en Philadelphia. Pero había mucha gente rezando para lo mismo y los padres de Gianna hasta estaban asustados de dejar su casa ya que la condición de Gianna se podía empeorar con todo el gentío.

Eventualmente decidieron lanzarse y hacer el viaje. Y ahora pueden estar muy felices de haberlo hecho…

La familia se fue hacia la zona donde se esperaba que el Papa iba a pasar. Cuando Joey vio que el Papa Francisco venía en camino hacia ellos alzó a Gianna para atraer la atención de los guardas de seguridad. Uno de ellos vio a la pequeñita y la tomó y la llevó donde el Papa.

Y ahí, entre miles de personas, el Papa Francisco le dio un beso bendiciendo a la niña.

Cuando pasó el gran día la vida cotidiana rápidamente siguió. La familia ibadonde los médicos frecuentemente y trataban de estar lo más positivos que podían.

Pero después, más o menos unas seis semanas después del encuentro con el Papa, ocurrió algo. Nuevas radiografías mostraron que el tumor de la pequeñita había reducido mucho, lo cual hizo que Gianna pudo empezar a recuperarse establemente.

¿El beso del Papa tuvo efecto en su salud? Nunca vamos a estar seguros de eso, pero los padres están seguros de su creencia. “Esto fue el trabajo de Dios, eso es seguro”, dicen ellos.

Fuente: http://www.versiculodeldia.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.