El Congreso quiere subir un 0,9% el sueldo de los diputados y de su personal el año que viene

Los parlamentarios ya obtuvieron un alza salarial del 2% en febrero, con la que su sueldo base ha quedado en 3.050,62 euros al mes, que ahora se convertirán en 3.078,07
La Mesa del Congreso tiene previsto aprobar este martes el Presupuesto de la Cámara para 2021, unas nuevas cuentas que inicialmente prevén una subida del 0,9% en las retribuciones del personal de la Cámara, el mismo porcentaje que se aplicaría a los diputados, según han informado a Europa Press fuentes parlamentarias.

El Congreso y el Senado cuentan con autonomía para aprobar sus cuentas anuales, pero su entrada en vigor está supeditada a la aprobación del proyecto de Presupuestos que el Gobierno quiere enviar a la Cámara Baja en las próximas semanas.

El Gobierno ya ha anunciado que ese proyecto incluirá un incremento del 0,9% en las pensiones y ese es también el porcentaje que ha tomado como referencia la mesa negociadora de las Cortes Generales y que se elevará este martes a las Mesas del Congreso y el Senado. Como es habitual, la subida que se aplique a los empleados de las Cámaras se trasladará también a los diputados y senadores.

Prórroga presupuestaria

Así, en las cuentas que las Mesas estudiarán este martes se prevé una dotación presupuestaria de un incremento del 0,9% para esas retribuciones, con la puntualización de que, si finalmente se acordase una subida distinta en la negociación en el marco de la Administración General del Estado, las Cámaras tendrían que adaptarse a ese acuerdo.

El Congreso viene prorrogando sus presupuestos desde 2018, obligado por la prórroga que desde entonces se ha aplicado también a los Presupuestos Generales del Estado. Lo mismo sucede con el Presupuesto de las Cortes Generales, la Junta Electoral Central y el Defensor del Pueblo.

Las Mesas de ambas Cámaras se reunirán conjuntamente también el martes para dar el visto bueno a sus gastos comunes y las cuentas de estas tres instituciones para el año que viene.

En diciembre de 2018, el Congreso aprobó sus cuentas para el año siguiente pero nunca entraron en vigor porque el Gobierno de Pedro Sánchez no sumó apoyos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado para 2019 y tuvo que prorrogar los que había diseñado para 2018 el Ministerio de Hacienda, bajo mando del popular Cristóbal Montoro.

Subida del 2% en febrero

Las sucesivas convocatorias electorales de 2019 –en abril y en noviembre– tampoco permitieron la aprobación de unas nuevas cuentas, con lo que los Presupuestos de este 2020 han sido también los de Montoro.

Aquel proyecto frustrado para 2019 contemplaba para el Congreso una previsión de gasto de 90,94 millones de euros, lo que suponía un incremento del 4,55% con respecto al año anterior. También incorporaba una subida salarial del 2,5% para el personal de la Cámara y los diputados.

Esas cuentas nunca se hicieron realidad pero el pasado de febrero, justo antes del estallido de la pandemia de coronavirus, el Congreso trasladó a su personal y a los diputados la subida salarial del 2% acordada para los funcionarios de la Administración General del Estado, un incremento que el Gobierno también se aplicó mediante decreto ley.

Con esa subida la asignación constitucional que reciben todas sus señorías quedó en 3.050,62 euros, que se convertirán en un sueldo base de 3.078,07 euros al mes si se concreta el incremento del 0,9% inicialmente previsto para 2021. El mismo aumento experimentarán los complementos que perciben los diputados en función de sus cargos parlamentarios (portavoces, presidentes, vicepresidentes o secretarios de comisión…).

Hemiciclo del Congreso de los Diputados durante una sesión plenaria.
Hemiciclo del Congreso de los Diputados durante una sesión plenaria. (E. Parra. POOL E. Parra. POOL)
En la misma medida subirán también las indemnizaciones previstas para los gastos derivados de su actividad parlamentaria, que no están sujetas a tributación, y que ascenderán a 943,78 euros al mes para los elegidos por Madrid y a 1.977,25 euros para los de las demás circunscripciones. Es decir, el grueso de los diputados cobrarán como mínimo 5.055,32 euros al mes y los de Madrid 4.021,85.

En los últimos meses el Congreso ha ido utilizando sus remanentes para hacer frente a gastos ‘extra’. De esa cuenta, donde la Cámara acumula el dinero de los presupuestos anuales que la institución no llega a utilizar al término del ejercicio, salieron los tres millones de euros que el Congreso dedicó la pasada primavera a la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Rehabilitación del edificio

Con estas aportaciones institucionales, el Congreso, que preside la socialista Meritxell Batet, puso fin al debate abierto por algunos partidos pequeños para que la Cámara no pagara a los diputados la indemnización para gastos de actividad, habida cuenta del parón por el estado de alarma decretado en marzo, y que ese dinero se dedicara a la sanidad pública.

A 31 de marzo de 2020, fecha de cierre del ejercicio 2019, la cuenta de remanentes del Congreso acumulaba 104.724.593,38 euros, por encima del presupuesto anual de la Cámara. También se ha decidido pagar con este excedente los 9,6 millones de euros que se calcula costará la rehabilitación del edificio que el Congreso tiene en el número 9 de la Plaza de las Cortes, que está en desuso desde 2006.

Fuente: https://www.lavanguardia.com/politica/20201019/484177691940/congreso-quiere-subir-sueldo-diputados-2021.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies