Bombas de semillas para reforestar el planeta

La idea de lanzar semillas en cápsulas desde el aire no es nueva, sin embargo no se había podido hacer realidad debido a la tecnología.

Me encantan los posts que me hacen ver el mundo de otra manera. Que me obligan a reformularme preguntas aparentemente resueltas desde hace lustros. Preguntas como ¿quién debe cultivar la tierra para que produzca sus frutos? ¿Quién debe limpiar las calles de la ciudad o, en todo caso, las calles de la ciudad por donde paso corriendo a diario? O ¿quién debe reforestar un territorio, incluso un país, que ha perdido sus árboles y por ello toda esperanza de vida y de futuro?

Y la respuesta de un tiempo a esta parte es siempre la misma: cada uno de nosotros. El consumo colaborativo y el acceso a la tecnología nos han permitido (re)descubrir que la unión hace la fuerza y que no siempre es ese estado / departamento / institución / funcionario lejano y anónimo el único capaz de hacer frente al desastre. Es más, para algunos desastres, como la plaga del plástico, se necesita que todos y cada uno aporten su granito o nos vamos a ir todos directos al garete.

Lanza bombas y reforesta países

Hoy vengo a hablar de un proyecto que requiere que aportemos nuestra semillita, porque se trata precisamente de bombas de semillas. ¿Y si hacemos la guerra no contra las personas sino contra la deforestación y contra la pérdida de vida en casa, en nuestro país, pero también por qué no en casa del vecino?

Seedballs Kenya protagonizó un capítulo de una serie de la BBC, Taking the temperature, una serie que trata sobre la lucha contra el cambio climático y sobre las personas e ideas que están en el frente de batalla. En el vídeo de presentación del capítulo se afirma que gracias a este sistema, repoblar de vegetación un país puede ser algo tan sencillo —y tan divertido— como un juego de niños. De hecho, se ve a un grupo de niños lanzando bolas de semillas con sus tirachinas. Algo sencillo y además, según se lee en su web, de bajo coste y de gran eficiencia.

Kenia está perdiendo casi seis millones de árboles al año

Las bolas están recubiertas de carbón para proteger las semillas de los insectos y de otros animales. Cada bomba de semillas tiene el potencial de permitir que crezcan un millón de árboles, según afirma Teddy Kinyanjui, uno de los co-fundadores de Seedballs Kenya. Y la cifra, aunque astronómica, no es desorbitada. De hecho, Kenia está perdiendo casi seis millones de árboles al año. La situación pone en peligro ya no sólo los medios de vida de las poblaciones rurales sino también la vida animal. Las jirafas, por ejemplo, están en peligro de extinción.

La mitad de las semillas contenidas en una de las bombas se convertirá en nuevos árboles, lo que deberá detener la erosión del suelo y permitir, por lo tanto, que las cosechas vuelvan a ser cuantiosas. Un año después de plantar las bombas a través de tirachinas (que no solo utilizan los niños sino también hombres y mujeres) habrá aparecido algo de hierba y el medio ambiente habrá mejorado. Y al cabo de cinco años, si todo va bien, toda el área habrá cambiado completamente: será de nuevo verde.


Lanza bombas y reforesta países

Sin embargo, para poder repoblar todo el país se necesita algo más que manos voluntariosas y centenares de tirachinas. De hecho, los aviones y los helicópteros son el único sistema para conseguir cubrir toda el área afectada y hacerlo con una cierta rapidez. Por ejemplo, gracias un único vuelo y a la lluvia de granos, Seedballs Kenya consiguió lanzar 25.000 semillas en menos de 20 minutos.

Desde septiembre de 2016, cuando se creó la organización, se han lanzado casi dos millones y medio de bolas o bombas de semillas en el país. Y desde hace poco están exportando su invento allende las fronteras, a Congo, puesto que las semillas que venden son apropiadas para toda el África del Este. La visión del fundador es llegar mucho más lejos: implantar el sistema por todas partes en el mundo donde sea necesaria la reforestación.

Cualquiera puede comprar las bolas de semillas y lanzarlas donde estime conveniente en Kenia, o si no te encuentras físicamente en África puedes donarlas, es decir, comprarlas y Seedballs Kenya se encarga de enviarlas y lanzarlas. Te envían, a cambio, la información de donde han sido lanzadas, además de fotos y las coordenadas en Google maps.

Fuente: https://elpais.com/elpais/2018/07/09/alterconsumismo/1531145330_910424.html

https://nation.com.mx/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies