Adiós a la gasolina 95, a la 98 y al diésel: todo lo que hay que saber del cambio de etiquetas

Las nuevas etiquetas aparecerán en los siguientes vehículos nuevos: ciclomotores, motocicletas, triciclos, cuatriciclos, turismos, vehículos comerciales ligeros y pesados, autobuses y autocares

Aún quedan unos meses, pero lo mejor es ir acostumbrándose a identificarlas: las etiquetas de combustibles tal y como las conocemos a día de hoy cambiarán su presentación desde el 12 de octubre, de manera que todos los vehículos y puntos de repostaje coincidan, no solo en España sino en toda Europa. La Unión Europea acordó una serie de requisitos de etiquetado para que este sea un nuevo conjunto, único y armonizado, en todo el territorio europeo. En un documento elaborado de forma conjunta por la Asociación de Manufactura de Automóviles Europeos (ACEA), la Industria de Motocicletas de Europa (ACEM), la Confederación Europea de Distribuidores de Carburantes (ECFD), Fuels Europe y la asociación de proveedores independientes de combustible, se explica todo lo que se debe saber del nuevo etiquetado.

En primer lugar, ¿qué tipos de vehículos están afectados por este requisito? En virtud de esta nueva nomenclatura, que va de la mano de la directiva aprobada en la UE en octubre de 2014 para implantar una infraestructura para los combustibles alternativos, las nuevas etiquetas aparecerán siempre en los siguientes vehículos nuevos: ciclomotores, motocicletas, triciclos, cuatriciclos, turismos, vehículos comerciales ligeros y pesados, autobuses y autocares. ¿Y en qué lugar? Las etiquetas figurarán en la proximidad del tapón de llenado o de la tapa del depósito de los vehículos nuevos, en los manuales de usuario de los nuevos vehículos, en los aparatos surtidores y en los boquereles de todas las estaciones de servicio de acceso público y en los concesionarios.
Así son las etiquetas

Y lo más importante, ¿cómo son las nuevas etiquetas? Existen diferentes diseños específicos, en función del tipo de combustible al que se refieran, bien sea gasolina, gasóleo o combustibles gaseosos, como el hidrógeno.

La etiqueta que se utilizará para la gasolina tiene un círculo y en su interior una letra E acompañada de números: la E designa los biocomponentes específicos presentes en la gasolina. Serán la E5, E10 y E85.

Entretanto, las de gasóleo estarán formadas por un cuadrado con una letra B acompañada de números: la letra B designa los componentes específicos del biodiésel presentes en el gasóleo. Estarán las etiquetas B7 y B10. Además, existirá también la etiqueta XTL, que significa diésel parafínico o sintético, que no deriva del crudo del petróleo.

Mientras, las etiquetas utilizadas para los combustibles gaseosos serán en forma de rombo, con las letras que designan a cada uno de los combustibles en su interior: H2 (hidrógeno), CNG (gas natural comprimido), LGP (gas licuado del petróleo) y LNG (gas natural licuado).
Si mi coche no es nuevo, ¿debo tenerla?

Es una de las dudas principales: ¿y si mi coche no es nuevo? Es importante tener en cuenta que la legislación europea exige las etiquetas únicamente para los vehículos comercializados por primera vez o matriculados a partir del 12 de octubre, por lo que todos los coches anteriores a esta fecha no están obligadas a disponer de estas etiquetas. Además, los fabricantes de los vehículos no recomiendan colocarlas en los coches más antiguos, aunque sí sugieren que, en caso de necesitar algún tipo de asesoramiento, se pongan en contacto con un distribuidor local.
¿Y si mi vehículo es nuevo… pero eléctrico?

En este caso, sí tiene que tener la nueva etiqueta. Si el vehículo es híbrido, tiene que repostar el combustible apropiado, por eso debe tener en cuenta el etiquetado. Actualmente, se están diseñando un conjunto de etiquetas similares para los vehículos eléctricos de baterías y su infraestructura de recarga.

Fuente: www.elconfidencial.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.