4 conductas de las personas malagradecidas y cómo evitar ser así

Todos tenemos a alguna persona malagradecida en nuestras vidas. Personas que piensan que estamos en esta tierra para servirles o arreglar los líos en los que se meten. Ellos esperan que los demás les ayuden con sus tareas, le recojan sus cosa, etc…, pero nunca te lo agradecen. Nunca parecen estar contentos con la forma en que su vida es o con las personas que están en ella.

Entonces, ¿cómo evitamos transformarnos en la persona infeliz e ingrata que observamos en varias personas? debemos identificar sus hábitos y realizar todo lo opuesto. Aquí hay 4 hábitos de personas malagradecidas y cómo evitarlas:

1. Un individuo malagradecido siempre tiene alguna necesidad.

La gente desagradecida, siempre tiene algún tipo de necesidad. Ya sea que intenten que les ayuden con las facturas, cuidar a los niños o ayudarles con las tareas del hogar. Siempre quieren algo de ti. Están en un estado de emergencia perpetuo y ese tiende a ser uno que se crean a través de un mal juicio o propósito con el fin de alimentar los dramas.

2. La gente malagradecida nunca tiene tiempo para los demás a menos que necesite algo

La cosa es que a menos que necesiten algo de ti, jamás te ofrecerán su ayuda. Ellos sólo se acuerdan de tu amistad cuando están en un problema. Jamás los oirás decir “ Ey, déjame llevarte a comer” o “déjame ayudarte con eso”. Si le va todo bien, entonces por el momento no existes en su mundo.

No llames a amigos o familiares sólo cuando necesites algo. Pregúntales si requieren asistencia con algo o sencillamente sal y toma un café con ellos para hablar. Las relaciones construidas sobre la ayuda recíproca son fuertes y duran toda la vida.

3. La gente que no son agradecidas esperan que siempre les ayudes

Tienen la posibilidad de sentirse con derecho a tu asistencia así sea porque son familiares o sienten que les tienes que dar algo por ser tu amigo. No son agradecidos porque sienten que han ganado tu asistencia y que sólo les estás pagando de regreso.

Pueden haber hecho una sola cosa agradable por ti solamente a modo de sostenerla sobre tu cabeza por mucho tiempo y exprimir cada gramo de esa ocasión para hacerte sentir culpable. La familia, en vez de amigos, suele esperar que les ayudes.

No esperes que la gente te salve. Eres una persona fuerte independiente y resiliencia, que significa más capaz de ayudarte a ti mismo a levantarte después de una caída. Es genial cuando la gente ayuda o viene al rescate y estar muy agradecido cuando lo hacen porque esas personas son raras de hecho, pero no te sientas en tu torre y esperes que alguien te salve. ¡Sálvate a ti mismo!

4. El planeta entero gira en torno a ellos y su horario

Los malagradecidos siempre recordarán la vez que no les ayudaste. Tienes que dejar todo lo que estás realizando en este preciso momento para venir a ayudarlos.Se equivocaron (de nuevo) y esperan que vengas corriendo para salvarlos justo este mismo segundo.

Un individuo malagradecido normalmente muerde la mano que le alimenta

Si alguien está dispuesto a prestar voluntariamente su tiempo para ayudarte con algo entonces lo menos que puedes llevar a cabo es trabajar tu horario cerca del de él o llevarlo a cabo en un tiempo en que los dos sean libres. Estar agradecidos por su asistencia significa comprender que su tiempo es tan precioso para ellos como el de él es para ti.

Fuente: www.lavidalucida.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies